Todos los informáticos tenemos el deber de tener un control sobre todas las caracteristicas de las estaciones de trabajo en nuestra empresa, o simplemente en un grupo de trabajo.

La forma “jurásica” de hacerlo, es la que todos hemos realizado alguna vez, es decir, un lápiz o bolígrafo, un folio e ir estación por estación mirando las características propias de cada máquina. La solución anterior, aunque 100% efectiva, es bastante lenta de realizar ya que si tenemos un gran volumen de máquinas, es “casi” imposible tener todo el inventario al día, e incluso podríamos estar acabando el inventario y posiblemente hay máquinas ya revisadas que ya han cambiado sus configuraciones por algún motivo concreto.

A lo largo de los años, los desarrolladores de software nos iban presentando soluciones para inventarios en red, pero era una software bastante limitado y esencialmente “muy caro”.