Para los usuarios normales que utilizan los programas instalados en Windows, acceden a ellos a través de sus accesos directos en el escritorio o en el menú de programas del menú inicio. Cuando utilizamos habitualmente un programa, se suelen crear accesos directos en el escritorio para tenerlos “más a mano” o dejar el icono del programa anclado en nuestra barra de tareas.

Pero para usuarios más avanzados que trabajan con terminales CMD (Inicio -> Ejecutar: cmd / Incio -> Buscar: cmd), salir de ese entorno para abrir un programa les resulta un poco “incomodo”. Por esto, desde un terminal CMD de Windows podemos acceder y abrir todos los programas que tenemos instalados.