Sí, no os equivocáis, esta tarde he visto la película “La Red Social” del director David Fincher sobre la historia de Facebook y su creador Mark Zuckerberg.

David Fincher ha sabido captar toda la esencia de lo rápido que puede cambiar tu vida con una idea tan pequeña, pero innovadora y como decía un autor: “Un suave aleteo de una mariposa provoca huracanes en la otra parte del mundo” , como un pequeño movimiento social electrónico se convierte en toda una “Red Social Mundial Electrónica”.

Parece mentira que partiendo de una idea tan simple de cómo hacer que los estudiantes de Harvard, la prestigiosa  universidad donde estudiaba en ese momento Mark, pudiesen estar conectados como si de una gran “Hermandad” se tratase, donde nadie es discriminado y todos son admitidos para compartir trabajos, emociones, fotografías o simplemente comentar algo sobre algún tema, pueda convertirse en un negocio empresarial valorado actualmente en más de ¡25.000 millones de dólares!


¡Y es que hay que hay que ver cómo evoluciona la internet y sobretodo la Web!

Mirad el siguiente vídeo:

Cuando empezó por allá de los ’90, la Web 1.0 (1993-2003), eran webs solo de lectura para los usuarios que accedía a esas direcciones, y era trabajo de los creadores o Webmasters de la creación, edición y mantenimiento de todo el contenido, y lo que más destacó era la introducción del e-comerce o comercio electrónico, donde la gente se volcó a crear empresas únicamente en internet, y muchas de ellas triunfaron, otras no.

La llegada de la Web 2.0 (2004 – presente) está comúnmente asociado con un fenómeno social, basado en la interacción que se logra a partir de diferentes aplicaciones en la web, que facilitan el compartir información, la interoperabilidad, el diseño centrado en el usuario o D.C.U. y la colaboración en la World Wide Web. Ejemplos de la Web 2.0 son las comunidades web, los servicios web, las aplicaciones Web, los servicios de red social, los servicios de alojamiento de videos, las wikis, blogs, mashups y folcsonomías.

Un sitio Web 2.0 permite a sus usuarios interactuar con otros usuarios o cambiar contenido del sitio web, en contraste a sitios web no-interactivos donde los usuarios se limitan a la visualización pasiva de información que se les proporciona.

La futura Web 3.0 (en proceso…) es un neologismo que se utiliza para describir la evolución del uso y la interacción en la red a través de diferentes caminos. Ello incluye, la transformación de la red en una base de datos, un movimiento hacia hacer los contenidos accesibles por múltiples aplicaciones non-browser, el empuje de las tecnologías de inteligencia artificial, la web semántica, la Web Geoespacial, o la Web 3D. Frecuentemente es utilizado por el mercado para promocionar las mejoras respecto a la Web 2.0. El término Web 3.0 apareció por primera vez en 2006 en un artículo de Jeffrey Zeldman, crítico de la Web 2.0 y asociado a tecnologías como AJAX.

Las tecnologías de la Web 3.0, como programas inteligentes, que utilizan datos semánticos; se han implementado y usado a pequeña escala en compañías para conseguir una manipulación de datos más eficiente. En los últimos años, sin embargo, ha habido un mayor enfoque dirigido a trasladar estas tecnologías de inteligencia semántica al público general.

Hoy en día, no sabemos cuál podrá ser el punto de referencia de la futura Web 3.0, pero estoy completamente seguro que, como nos han cambiado las redes sociales en nuestra generación,  con la llegada de la web 3.0 habrá otro “Zuckerberg” que nos fascinará aún más con otra invención,  y como Facebook, volverá a cambiar el mundo?

Por ahora os dejo con el trailer de la pelicula, pero os recomiendo de ir a verla, merece la pena…

Vídeo | Tectonic

Info | Wikipedia

Vídeo | Youtube

[ad#anuncio_post]